El Comunismo y La Manipulación de Nuestra Historia

El comunismo y la manipulación de nuestra historia Perú Jorge 100fuegos
En su reciente y primer mensaje, el flamante presidente, Pedro Castillo, aludió a muchas querellas creadas por el comunismo respecto de la historia peruana para explicar y justificar nuestros fracasos y problemas, por culpa de los otros, y no por nuestra mediocridad, desunión, envidia, errores y estulticias. 
Un nesciente Pedro Castillo repitió las añejas y trilladas ideas marxistas sobre la Conquista, el Virreinato y la República. Ese intento básico por relatarnos la historia republicana lleva consigo, subrepticiamente, la estrategia marxista para adquirir un poder monolítico. 
Eso nos recuerda a la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) –incitada por la izquierda luego del gobierno de Fujimori la cual intentó reescribir la historia de la lucha contra el terrorismo para ubicar y valorar, en el mismo nivel histórico, al terrorismo y los genocidios del Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso, con los yerros y excesos de nuestras Fuerzas Armadas. 
Los conceptos de “violación sistemática de Derechos Humanos” y de “conflicto armado interno”, así como la narración de historias vinculantes forman parte de esas estratagemas. Al final “el senderismo terrorista ejerció una violencia parecida a la de los militares” y se preparó la llegada de Castillo al poder. La historia y la toma del poder de Pedro Castillo y de Perú Libre no se pueden entender sin el gran relato izquierdista que organizó la ex CVR. 
En la actualidad, la historia creada por la CVR es insuficiente para la izquierda. Para tomar el poder han recurrido a las bases mismas de nuestra peruanidad para derivar su concepto del “Estado plurinacional”. Entonces, según esta historia la mayoría de las provincias del Perú están habitadas por “pueblos originarios” que padecieron bajo el yugo del Virreinato español. Es más, se intenta presentar la herencia virreinal como enemiga del mundo andino. 
¿Qué es esto? ¿Supina ignorancia o estrategia de poder? Para responder a ese burdo planteamiento es necesario un elemental conocimiento de la historia, que implica lo siguiente: Absolutamente nada de lo referido al mundo andino se puede explicar y entender sin el aporte y la influencia de la hispanidad; Dicho de una forma más categórica, el mundo andino es un producto hispano, sin dejar de mencionar el aporte africano. 
Las comunidades andinas de la sierra hoy simbolizan el resultado social, económico de las reformas desarrolladas por el quinto virrey, Francisco de Toledo, sobre los viejos ayllus incaicos. 
Entonces, siendo esto evidente, ¿De dónde proviene esa trillada perorata de “pueblos originarios” a la que alude esta izquierda? Diversos y egregios historiadores peruanos y extranjeros, también indicaron que estas reformas, que moldearon los Andes bajo los patrones de la hispanidad, no llegaron a la Amazonía. Quizá en esas regiones entonces sí se podría hablar de pueblos originarios; sin embargo, la globalización y la internet, por poner dos ejemplos, han convertido a todos los ciudadanos de las áreas selváticas en viajeros cosmopolitas y asiduos consumidores de cable, Netflix, Coca Cola,etc. Por ende, el concepto de “pueblos originarios” solo está en la testa de estos militantes del radicalismo comunista. Intentan mostrar a un Virreinato que allana al mundo indígena aun sabiendo que el mundo andino luchó al lado de los ejércitos del Rey contra San Martín y Bolívar en la Independencia. Y con eso buscan aniquilar el sistema republicano, el cual se erige sobre el principio de un ciudadano y un voto. 
¿Por qué? Pues con esa historia creada de los pueblos originarios y la república plurinacional buscan justificar una asamblea constituyente, integrada con representantes designados por “los pueblos originarios” y las organizaciones populares, y representantes con equidad de género. Es decir, se busca sacarle la vuelta al sistema democrático para que una minoría tome el poder, se establezca la dictadura del proletariado y se consolide la intransigencia izquierdista.

Jorge 100fuegos

Artículo Anterior Artículo Siguiente